Lenguaje - Euskera

Lenguaje  >  Euskera

Euskera

El euskera, vasco o vascuence (en euskera batúa: euskara) es una lengua que tiene su origen y se habla principalmente en Euskal Herria. Lingüísticamente, es una de las pocas lenguas no indoeuropeas de Europa y la única de Europa occidental. El euskera es además la única lengua aislada de Europa, es decir, que no tiene ninguna relación o conexión lingüística conocida con ningún otro idioma (vivo o desaparecido). Su diferenciado léxico y estructura gramatical, así como su posible conexión con las lenguas de la Europa prehistórica han suscitado el interés de lingüistas de todo el mundo.

A lo largo de su historia, el euskera (o su inmediato antecesor, el euskera arcaico) fue el idioma predominante de una amplia zona a ambos lados de los Pirineos, que abarca desde el río Garona y Burdeos al norte; la sierra de la Demanda y el Moncayo al sur (incluyendo toda la Rioja y el norte de Soria); zonas de Cantabria y Burgos al oeste; y Andorra al este. Existen evidencias toponímicas y epigráficas sobre su presencia en todo este ámbito. Por ejemplo, en la zona norte de la provincia de Soria, existen decenas de topónimos vascos como Urbión, Larralde, el Acebal de Garagüeta de Arévalo de la Sierra, Garray o Narros. Según estudios epigráficos recientes, la presencia del euskera en Soria es anterior a que se impusiese una lengua céltica y después latina. Las evidencias toponímicas y epigráficas de la presencia del euskera en la zona norte de Soria, han sido respaldadas con un estudio genético elaborado en 2017 por los departamentos de Genética Humana y de Estadística de la Universidad de Oxford (Reino Unido), la Fundación Pública Gallega de Medicina Genómica de Santiago de Compostela y el Grupo de Medicina Genómica de la Universidad compostelana, que ha determinado que los sorianos de la zona norte de la provincia, en la que se incluyen las comarcas de las Tierras Altas, Almarza y Pinares, son de ADN vasco.

En los últimos siglos, el euskera ha sufrido un importante retroceso en su número de hablantes debido a factores geográficos, políticos y sociológicos de diversa índole. Tras el final de la dictadura de Francisco Franco y la aprobación de la Constitución española de 1978, en Navarra, el euskera era hablado solo en su cuadrante noroeste, cuando consta que en siglos pasados la lingua navarrorum se hablaba en casi toda la extensión del antiguo Reino de Navarra. En Álava, el retroceso fue mayor, hablándose prácticamente solo en el valle de Aramayona, y algo en los pueblos colindantes. En Vizcaya se hablaba en toda ella, exceptuando la capital, la margen izquierda de la ría de Bilbao y Las Encartaciones. En Guipúzcoa, se hablaba en toda la provincia, aunque con focos fuertemente deseuskerizados, sobre todo en las zonas de fuerte migración desde otros lugares de España durante el. Finalmente, dentro de Francia se hablaba en la mitad aproximadamente del departamento de Pirineos Atlánticos. Sin embargo, en los últimos años del el conocimiento del euskera ha aumentado en todo Euskal Herria, aunque su uso en la calle se redujo entre 2007 y 2017.

En 2016 el 28,4 % de los habitantes del País Vasco, Navarra y País Vasco francés eran vascoparlantes. En el enclave de Treviño y el Valle de Villaverde, el porcentaje de vascoparlantes es del 22 % y 21 %, respectivamente. Del total de hablantes de euskera, el 93,2 % vive en España y el 6,8 % restante en Francia. Aproximadamente otras personas, el 16,4 %, son además vascoparlantes pasivos (entienden el euskera pero tienen dificultades para hablarlo). En el enclave de Treviño y en Valle de Villaverde los vascoparlantes pasivos son el 17 %. En conjunto, el porcentaje de personas que tienen algún conocimiento de euskera se eleva hasta el 40 % aproximadamente.

Los vascoparlantes no están distribuidos uniformemente, sino que se concentran en una zona geográfica continua. El porcentaje de personas que entienden el euskera es de más del 40 % en Vizcaya y Guipúzcoa, en toda Álava excepto en algunas zonas del sur y oeste, en la zona septentrional de Navarra, y en Baja Navarra, Sola y el sur de Labort; de aproximadamente el 40 % en el sur y oeste de Álava, el enclave de Treviño y el Valle de Villaverde; y menor al 20 % en el centro y sur de Navarra.

Según el Atlas de lenguas en peligro de extinción elaborado por la Unesco, el euskera está en situación de "vulnerable".

Se desconoce cuál es exactamente el origen de los vascos y de su idioma. Aunque léxicamente el euskera ha tomado una gran cantidad de préstamos de las lenguas romances (especialmente del latín y del español), mantiene una estructura gramatical única. Asimismo, muchos lingüistas han sostenido que el euskera tuvo una importante influencia en las lenguas romances, especialmente en las de la península ibérica (español, catalán y gallego).

Alrededor del año, el euskera se hablaba no solo en la totalidad de los territorios mencionados, sino más allá de sus actuales fronteras, ocupando un espacio geográfico delimitado aproximadamente por el cauce de los ríos Garona en Francia y Ebro en España. Desde entonces, lleva siglos en retroceso, desde el punto de vista geográfico, en buena medida debido a las divisiones administrativas del territorio, que llevó a su vez a la división lingüística del euskera (que hasta entonces estaba unificado) en dialectos o euskalkis, y a la falta de reconocimiento oficial o estatal, así como por su escasa literatura (que no surge hasta el siglo XVI), que redujo en buena medida su difusión.

En Francia, el advenimiento de la Revolución francesa llevó a la proclamación de la igualdad de todos los franceses, lo que se tradujo en que todos los franceses tenían una única lengua: el francés, con la consiguiente falta de reconocimiento oficial del euskera y del resto de lenguas de ese país, que se mantiene hasta hoy día. En España, durante los siglos XIX y buena parte del XX el Estado era centralista, por lo que el euskera carecía de reconocimiento. Durante la Restauración y la dictadura de Francisco Franco, el uso del euskera en público fue estigmatizado y perseguido. A partir de la década de 1960, los esfuerzos por suprimir el euskera cesaron: el idioma volvió a utilizarse en educación, resurgieron las ikastolas y se dio un renacimiento de la literatura en euskera. Así, surge un movimiento que busca revivir el euskera y adaptarlo a los tiempos modernos, cuya máxima expresión fue la estandarización del idioma en un único conjunto de normas gramaticales y ortográficas: el euskera batúa, que es el que se utiliza en el ámbito administrativo, periodístico, literario, etc., aunque los dialectos siguen vivos en el habla cotidiana y muchos ayuntamientos han promovido la conservación de sus propias variantes dialectales del euskera.

España reconoce el euskera como un bien cultural que es objeto de especial respeto y protección. Ello, unido a la política lingüística del Gobierno Vasco, ha dado lugar a un gran aumento del número de hablantes del euskera, revirtiendo la tendencia histórica del retroceso. Actualmente, el euskera es lengua oficial y propia en el País Vasco y en la zona vascófona de Navarra. En Francia, la Constitución francesa establece que la única lengua oficial es el francés, aunque los distintos municipios que integran el País Vasco francés han tomado medidas en el ámbito de su competencia para conservar la lengua.

País

España

España, también denominado Reino de España, es un país transcontinental, miembro de la Unión Europea, constituido en Estado social y democrático de derecho y cuya forma de gobierno es la monarquía parlamentaria. Su territorio, con capital en Madrid, está organizado en diecisiete comunidades autónomas, formadas a su vez por cincuenta provincias, y dos ciudades autónomas.

España se sitúa tanto al sur de Europa Occidental como en el norte de África. En Europa, ocupa la mayor parte de la península ibérica, conocida como España peninsular, y las islas Baleares (en el mar Mediterráneo occidental); en África se hallan las ciudades de Ceuta (en la península Tingitana) y Melilla (en el cabo de Tres Forcas), las islas Canarias (en el océano Atlántico nororiental), las islas Chafarinas (mar Mediterráneo), el peñón de Vélez de la Gomera (mar Mediterráneo), las islas Alhucemas (golfo de las islas Alhucemas) y la isla de Alborán (mar de Alborán). El municipio de Llivia, en los Pirineos, constituye un enclave rodeado totalmente por territorio francés. Completa el conjunto de territorios una serie de islas e islotes frente a las propias costas peninsulares.

Francia

Francia (en francés, France), oficialmente República Francesa (République française), es un país soberano, miembro de la Unión Europea, cuya forma de gobierno es la república semipresidencialista. Territorialmente comprende la Francia metropolitana y la Francia de ultramar, siendo a su vez el país más grande de la Unión Europea. Su territorio, que incluye regiones de ultramar o Territorios dependientes, se extiende sobre una superficie total de 675 417 km². En 2017 el país contaba con 67,1 millones de habitantes (65 millones en los departamentos metropolitanos y 2,1 millones en los departamentos de ultramar).

El territorio de Francia, y su parte metropolitana o continental, se ubica en Europa Occidental, donde limita, al sur, con el mar Mediterráneo y Mónaco (4,4 km); al suroeste, con España (623 km), Andorra (56,6 km) y el mar Cantábrico; al oeste, con el océano Atlántico; al norte, con el canal de la Mancha, Reino Unido (22,6 m, en medio del túnel submarino que los une), el mar del Norte y Bélgica (620 km), y al este, con Luxemburgo (73 km), Alemania (451 km), Suiza (573 km) e Italia (488 km). Su territorio insular europeo comprende la isla de Córcega, en el Mediterráneo occidental, y diversos archipiélagos costeros en el océano Atlántico. En América, es territorio de Francia la Guayana francesa, que limita con Brasil (673 km) y Surinam (510 km), también la mayor parte de la isla San Martín que limita con la parte neerlandesa de Sint Marteen (10,2 Km), y las islas y archipiélagos de Martinica, Guadalupe, San Bartolomé, y San Pedro y Miquelón. En el océano Índico posee las islas de Mayotte y de Reunión, así como los archipiélagos de la Polinesia francesa, Wallis y Futuna y Nueva Caledonia en el océano Pacífico. Son territorios deshabitados de Francia el atolón de Isla Clipperton, en el océano Pacífico oriental, y las Tierras Australes francesas (Kerguelen y varias otras en el océano Índico sur) y las denominadas Tierras Antárticas francesas (Tierra Adelia y Base Dumont D'Urville en la Antártida). A nivel mundial es el 2° país con mayor extensión de mar territorial (11 millones de Km²).

Lenguaje

Basque language (English)  Lingua basca (Italiano)  Baskisch (Nederlands)  Basque (Français)  Baskische Sprache (Deutsch)  Língua basca (Português)  Баскский язык (Русский)  Euskera (Español)  Język baskijski (Polski)  巴斯克語 (中文)  Baskiska (Svenska)  Limba bască (Română)  バスク語 (日本語)  Баскійська мова (Українська)  Баски език (Български)  바스크어 (한국어)  Baskin kieli (Suomi)  Bahasa Basque (Bahasa Indonesia)  Baskų kalba (Lietuvių)  Baskisk (Dansk)  Baskičtina (Česky)  Baskça (Türkçe)  Баскијски језик (Српски / Srpski)  Baski keel (Eesti)  Baskičtina (Slovenčina)  Baszk nyelv (Magyar)  Baskijski jezik (Hrvatski)  ภาษาบาสก์ (ไทย)  Baskovščina (Slovenščina)  Basku valoda (Latviešu)  Βασκική γλώσσα (Ελληνικά)  Tiếng Basque (Tiếng Việt) 
 mapnall@gmail.com